“No a las pruebas cosméticas en animales”: senador Name

20

Para el senador José David Name, la mejor manera de avanzar en el debate público sobre la explotación animal que existe en Colombia, es entregándole al país la aprobación del proyecto de ley que prohíbe testar cosméticos en animales, así como la importación, fabricación y comercialización de productos con los que se hayan realizado este tipo de pruebas.

La iniciativa que lleva casi dos años de discusión en el Congreso de la República, llega esta semana a su último debate en la Plenaria del Senado.

“Los atroces experimentos a los que la industria cosmética suele someter a los micos, conejos, perros, ratones, aves, conejillos de indias, entre otros, no solo son dolorosos, estresantes, invasivos y una de las formas más crueles de explotación animal, sino que también al ser mortales, implican un grave riesgo para la fauna, por lo que resulta urgente erradicar estas pruebas de nuestra industria”, indicó el parlamentario.

Advierte el congresista barranquillero, que, según datos de la asociación británica Cruelty Free International, más de 115 millones de animales mueren anualmente en el mundo por prácticas de testeo, por lo que considera apremiante aprobar el Proyecto de Ley 264 de 2019, “con el que buscamos proteger a nuestros animales de la muerte y el sufrimiento al que son sometidos de manera despiadada. Como seres humanos tenemos que cumplir con nuestro deber y compromiso de proteger la naturaleza, que tanto adolece ante los malos tratos del hombre”.

Explicó Ñame Cardozo, que entre las medidas establecidas por este proyecto de ley para evitar la experimentación de cosméticos en animales, se encuentran varios tipos de sanciones a las personas que infrinjan las prohibiciones, las cuales serán realizadas por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) con multas desde ciento treinta y tres punto treinta y tres a cincuenta mil salarios mínimos legales mensuales vigentes al momento de la ocurrencia de los hechos.

La iniciativa, agregó el legislador, también crea estímulos, incentivos y facilidades para el fortalecimiento de las capacidades de los laboratorios e instituciones de investigación nacional, que desarrollen y apliquen modelos alternativos para evitar el uso de pruebas en animales en esta industria, validadas por la comunidad científica internacional.

“Desde la Comisión Quinta del Senado hemos defendido este proyecto de ley, por ser esencial en la lucha contra la crueldad a los animales. Actualmente, existen diversas alternativas y tecnologías que permiten comprobar la seguridad de los productos cosméticos sin necesidad de recurrir a experimentos con animales. Es injustificable seguir permitiendo que se utilicen animales de manera infame en estos procesos”, puntualizó.