Presidente electo de Colombia descartó impuesto a las empresas, les pide invertir en la sociedad colombiana

31

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, agradeció y reconoció el ejercicio democrático de las autoridades electorales en el marco de las tres elecciones en las que participó y que hoy le permiten llegar al primer cargo del país.

Igualmente, durante su discurso anunció que presentará como proyecto de ley el nuevo Código electoral tal como fue aprobado por el Congreso de la República para que inicie su discusión desde el 20 de julio con sus congresistas, pero que será avalado una vez asuma la presidencia el próximo 7 de agosto.

“Como una discusión de reforma de las instituciones para buscar la transparencia del voto a partir de esa ley que será proyecto de ley”, destacó.

Más de 1.300.000 jóvenes entre los 18 y 21 años votaron por Gustavo Petro

Sobre las elecciones resaltó los resultados que muestran la disminución de la abstención, “3 millones de ciudadanos sí participaron en la segunda vuelta. Gente pobre de regiones marginadas, barrios pobres”, enfatizó.

Así mismo, se mostró satisfecho porque de los más de 11 millones electores que le dieron la victoria el pasado 19 de junio, 1.300.000 fueron jóvenes entre 18 y 21 años.

“Se trata de un millón más de jóvenes en el inicio de su juventud que hoy decidieron cambiar la historia de Colombia. Este es un tema de vital importancia. Este gobierno se debe a sus electores, pero sobre todo a esa población joven”, enfatizó.

No habrá impuestos para las empresas

También reiteró que su gestión se inicia con un gran diálogo nacional. “Simbólicamente invité a Rodolfo Hernández y Álvaro Uribe, a quien me he opuesto durante todo este siglo para hablar sobre temas de país. Queremos que millones de colombianos se pongan en ‘modo diálogo’ vinculante para tomar decisiones”, precisó.

Sobre temas económicos dijo “No vamos aplicar impuestos a los de mas privilegios, es una inversión en la sociedad colombiana, que se llama educación pública, cero hambres, con compromisos de cero corrupciones para que pueda ser más grande la riqueza individual y social del país.