Viernes Santo: acción litúrgica en la Catedral Metropolitana de Barranquilla

63

Monseñor Pablo Salas, Arzobispo de Barranquilla, Monseñor Víctor Tamayo, obispo auxiliar emérito de Barranquilla y el padre Álvaro García, párroco de la Catedral, se postran ante al altar en el marco de las actividades religiosas del Viernes Santos. Este gesto de humildad, de anonadación, expresa la pequeñez del hombre frente a la grandeza de Dios.

Hoy no se celebra la Eucaristía, sino una acción litúrgica propia y especial de este día. La celebración de hoy consta de tres partes: La celebración de la Palabra, que concluye con la oración universal; una solemne adoración de la cruz; y por último el rito de comunión.

“No podríamos dejar de mirar la Cruz ni un solo día, el día que dejamos de mirar a Cristo crucificado, nos llenamos de soberbia, de orgullo, de presunciones, nos creemos buenos, nos creemos mejores que los otros, pero lo peor es que empezamos a creer que no necesitamos a Dios. Ojalá hoy tengamos la gracia de entender que el Señor ha muerto por ti, por mí, por todos nosotros.” indicó Monseñor Pablo Salas, durante su homilía en la celebración de la pasión del Señor desde la Catedral Metropolitana María Reina.

El arzobispo de Barraquilla caminó con la Cruz por la nave central de la Catedral para que los fieles se unieran a la adoración del misterio que se deposita en ella.