Se fugó autor de la masacre de El Salado tras ataque armando en Montería

20

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) confirmó que en medio de un ataque armado, que se registró en las instalaciones de la clínica La Esperanza de Montería (Córdoba), se fugó uno de los autores de la masacre de El Salado ocurrida entre el 16 y el 21 de febrero de 2000 en Carmen de Bolívar y en la que fueron asesinadas más de 60 personas; se trata de Édgar Ariel Trujillo Córdoba alias cinco siete.

Según se conoció, seis hombres fuertemente armados, que utilizaban capuchas para ocultar sus identidades, irrumpieron violentamente en las instalaciones del centro asistencial y amenazaron al personal médico y a los dos guardianes del Inpec.

De acuerdo con el Inpec, los desconocidos buscaban “rescatar a uno de los líderes de la masacre al Salado”, quien actualmente permanecía privado de la libertad en el Establecimiento Penitenciario de Mediana Seguridad y Carcelario de Montería desde mayo del 2015.

Afuera de la clínica, cuatro sujetos más a bordo de motocicletas esperaban al recluso y a sus colaboradores para fugarse sin dejar rastro.

También se conoció que, alias ‘cinco siete’ había manifestado tener un fuerte dolor abdominal, luego de la revisión del médico de turno del centro de reclusión, se consideró que podría tratarse de una apendicitis, por lo que ordenó su traslado inmediato a la clínica La Esperanza. El preso fue remitido a la medianoche de este sábado.

Inmediatamente se desplegó un operativo entre los guardianes del Inpec y los uniformados de la Policía en toda la ciudad de Montería, con el objetivo derecapturar a alias ‘cinco siete’ y a quienes participaron en el ataque armado con el que se fugó.

Perfil criminal

El sujeto estuvo lideró uno de los grupos paramilitares entre ellos el Bloque Héroes de los Montes de María y del Bloque Norte de las Autodefensas al mando de “Juancho Dique” y “Jorge 40”, que ingresaron abruptamente al lugar y causaron terror en esa región de Los Montes de María.

Desde el 9 de marzo de 2007 el Tribunal Superior de Cartagena lo condenó a 26 años de prisión por los delitos de homicidio agravado, desplazamiento forzado, desaparición forzada, tortura y acceso carnal violento.