Ministerio de Educación, Fundación Jacobs y Fundación Empresarios por la Educación, unen esfuerzos para fortalecer el sistema educativo público

100

Con el fin de aunar esfuerzos por la calidad y el fortalecimiento del sistema educativo, el viceministro de Educación Preescolar, Básica y Media, Óscar Sánchez, en representación de la ministra de Educación Aurora Vergara, junto a Fabio Segura, CEO de la Fundación Jacobs, y Andrea Escobar, directora Ejecutiva de la Fundación Empresarios por la Educación, firmaron hoy el memorando de entendimiento para el Mejoramiento de los Aprendizajes de Niños y Niñas del país basado en estrategias de innovación y articulación entre los diferentes actores del sector educativo.

Esta alianza se logrará a través de la articulación de los diferentes actores del sector, tales como líderes, comunidades educativas, filantropía privada, cooperación internacional y universidades, buscando el mejoramiento de las prácticas pedagógicas para que niñas, niños, adolescentes y jóvenes cuenten con una educación pertinente construida a partir del reconocimiento y diálogo constante entre la diversidad de saberes territoriales y la toma de decisiones basadas en evidencia.

“Generar alianzas por la educación nos permite pensar en las transformaciones que requiere el sector y en el fortalecimiento de ecosistemas de aprendizaje, en perspectiva de equidad territorial. El Ministerio acompañará esta importante inversión social de la Fundación Jacobs para que tenga el mayor impacto en los territorios del país y en los cientos de niños, niñas, adolescentes y jóvenes beneficiarios”, afirmó la ministra Aurora Vergara.

Así mismo, esta apuesta comprende el acompañamiento al Ministerio de Educación Nacional en la implementación de la estrategia de fortalecimiento a las entidades territoriales departamentales certificadas, especialmente aquellas con experiencias significativas en educación, territorios afectados por el conflicto armado y el cambio climático, y ubicadas en zonas rurales dispersas. Así como la movilización de recursos mediante un mecanismo de cofinanciación transparente, la creación de un laboratorio de evidencia que reconozca la existencia de prácticas destacadas en los territorios, la contribución a la reducción de brechas y rezagos de aprendizaje y la organización de la oferta de programas educativos ejecutados a nivel regional.

“Es muy importante que la cooperación internacional, en este caso la Fundación Jacobs, y el sector privado colombiano, encabezado por la Fundación Empresarios por la educación, están reconociendo que en los territorios nacionales con ruralidad dispersa y afectación por el conflicto armado, la educación está en una situación de emergencia, de crisis prolongada y en ese sentido, contamos con el apoyo a esas entidades territoriales, a sus políticas públicas y a sus trabajos pedagógicos. Con la participación de la gente que ha sido víctima de esta situaciones de emergencia, vamos a trabajar desde la realidad construyendo una mejor educación para quienes más lo necesitan en Colombia”, aseguró el viceministro Sánchez.

Para seleccionar los territorios se hizo un análisis basado en la evidencia y los datos disponibles, en las que se observaron más de 200 variables relacionadas con el contexto económico y social, resultados educativos, presencia de ONG, gestión del sector privado, el impacto del conflicto armado y el cambio climático. La cohorte inicial incluye doce territorios, como Amazonas, Antioquia, Barranquilla, Cauca, Cartagena, Cúcuta, Cundinamarca, Chocó, Manizales y Quibdó, con planes para ampliar el número de entidades territoriales beneficiadas en 2024.

Para Escobar, “esta iniciativa promueve la toma de decisiones basados en evidencia y que responden a los contextos más desafiantes que tenemos como país. Con este ejercicio estamos fomentando alianzas concretas entre el sector público, el privado, la cooperación internacional y la sociedad civil. Integración que nos permite promover el bienestar y que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de Colombia alcancen su verdadero potencial”.

La intervención en Colombia tendrá una duración mínima de 6 años, con una inversión inicial de 50 millones de francos suizos por parte de la Fundación Jacobs, que equivale a más de 251.000 millones de pesos colombianos. Si bien la implementación de la estrategia inicia en el 2024, durante el año 2023 se está avanzando con el diseño del proyecto y un proceso de participación social en algunos de los territorios seleccionados.

“Colombia cuenta con instituciones de investigación sólidas y capacidad de evaluación, y nuestro objetivo es trabajar con alianzas de múltiples actores para inyectar aún mayor rigurosidad en la creación, conexión y uso de la evidencia en la toma de decisiones en todos los niveles del sistema”, agregó Fabio Segura.

De esta manera, el Ministerio de Educación, la Fundación Jacobs y la Fundación Empresarios por la Educación, reafirman su compromiso con una educación con calidad, pertinencia, oportunidad y equidad, haciendo posible consolidar a Colombia, como potencia mundial de la vida.