Mancuso reaparece frente a sus víctimas

33

Salvatore Mancuso le dio nuevamente la cara a sus víctimas en una audiencia virtual que adelantó la Sala de Conocimiento de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Barranquilla.

La diligencia pudo retomarse luego que en el 2019 se venciera un convenio de cooperación entre las autoridades norteamericana y colombianas para garantizar que el exparamilitar tuviera acceso a una conexión de internet.

“Ya hubo un acuerdo entre Estados Unidos y el Ministerio de Justicia, previa carta rogatoria de este tribunal por los canales diplomáticos y este lunes logramos conectar nuevamente al señor Salvatore Mancuso a las diligencias atrasadas desde entonces”, explicó el presidente del Tribunal Superior de Barranquilla, el magistrado Carlos Pérez.

La audiencia en mención está relacionada con los crímenes cometidos por el frente Mártires del Cesar es la primera que se hace frente a la Sala de Conocimiento, la cual será la encargada de dictar sentencia y determinar los perjuicios para las más de 50.000 víctimas en al menos 32.000 mil hechos que adelanta ese tribunal.

“En ese grupo de hechos existen múltiples homicidios de población civil, de no combatientes, delitos de desplazamiento y desaparición forzada. Ello es una pequeña proporción de lo que se ha avanzado y que está en trámite para sentencia del tribunal”, explicó Pérez.

De acuerdo con el magistrado, Mancuso ratificó su compromiso con Justicia y Paz, con las victimas del conflicto armado y aceptó los cargos imputados por parte de la Fiscalía.

El tribunal tiene audiencias programadas hasta el año 2023, con diligencias casi todas las semanas y en al menos el 80% de los asuntos pendientes aparece el nombre de Mancuso.

Una vez el exparamitiliar sea extraditado a Colombia, debe comparecer a la Sala de Justicia y Paz en Barranquilla, donde se concentran la mayoría de casos como los hechos que aun se encuentran pendientes perpetrados por el frente José Pablo Díaz en el Atlántico, el bloque Montes de María en Bolívar y Sucre, Resistencia Tayrona en Magdalena y la Contrainsurgencia Wayuu que operó en La Guajira.