Interceptadas dos embarcaciones con droga valuada en más de 12 millones de dólares

17

Un nuevo golpe a las finanzas del grupo armado organizado “Clan del Golfo” fue propinado por la Fuerza Pública, al lograr la incautación de 356,5 kilogramos de clorhidrato de cocaína y 6,6 kilogramos de marihuana, en el desarrollo de una operación marítima en la subregión del Golfo de Urabá.

El alijo era transportado hacia a Panamá a bordo de dos lanchas tripuladas por tres panameños y dos colombianos, cuando Unidades de reacción rápida de la Armada de Colombia, guiados por información de inteligencia de la Policía Nacional, lograron interceptarlas a 16 millas náuticas al noroeste de Turbo – Antioquia.

Durante la inspección a las embarcaciones, los uniformados evidenciaron que las estructuras habían sido modificadas para posiblemente ocultar droga en su interior, por lo que fueron trasladadas hasta las instalaciones de la Estación de Guardacostas en Turbo, para una inspección más detallada.

En su interior se hallaron 355 paquetes rectangulares y 16 paquetes irregulares, que de acuerdo a las Pruebas de Identificación Preliminar Homologadas (PIPH) realizadas por efectivos de la Policía Antinarcóticos, correspondían a 356 kilogramos de clorhidrato de cocaína y 6,6 kilogramos de marihuana.

Esta operación que constituye otro duro golpe a las organizaciones al servicio del narcotráfico, fue apoyada por tropas del Batallón de Infantería No. 47 de la XVII Brigada del Ejército Nacional, quienes se desplegaron por tierra para contrarrestar cualquier intento de fuga.

Las dos embarcaciones y el material incautado, avaluado en más de 12 millones de dólares en el mercado ilegal estadounidense, fueron puestos a disposición de las autoridades competentes, así como los capturados, quienes serán judicializados por presunto tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

La Armada de Colombia continuará adelantando operaciones marítimas y fluviales en el Caribe colombiano, que permitan contrarrestar el fenómeno del narcotráfico, principal generador de violencia en la región, ratificando su compromiso con la protección del territorio nacional y el bienestar de todo el país.