En el Atlántico los cementerios están colapsados

62

Después de que se avalaran las inhumaciones en Barranquilla para los casos de muertes por la COVID-19, ante el incremento de fallecidos, los cementerios han tenido que trabajar a toda marcha para atender la demanda.

En la actualidad son entre 12 y 15 inhumaciones diarias las que se realizan en el Cementerio Católico Calancala, cuando el promedio antes de la emergencia sanitaria era máximo de 6.

En el municipio de Soledad la situación es peor. Según Roberto Peña, encargado Oficina de Estadística de Soledad. En junio del año pasado se sepultaron 72 personas, en junio de este año 220 personas necesitaron un espacio en los cementerios del municipio.

“Estamos colapsado y nos preocupa que apenas estamos en el pico. En los cementerios de Soledad se están tomando medidas de protección y seguridad. Solo pueden venir 3 personas acompañando a los cuerpos”

En el cementerio universal, el camposanto tiene capacidad, entre fosas y bóvedas, para unas 300 inhumaciones. En caso de que la cifra de muertes siga en aumento, la administración del cementerio prevé abrir más fosas y bóvedas dentro del mismo terreno.