El Papa celebra la Pascua con la mirada puesta en los que sufren

22

Las celebraciones pascuales de este año en el Vaticano cuentan con la participación de una gran cantidad de fieles después de dos años de restricciones debido a la pandemia, pero la alegría por este “retorno a la normalidad” no alivia el dolor y la tristeza por el sufrimiento de los pueblos, como el ucraniano, que padecen las atrocidades de la guerra.

Este ha sido uno de los puntos subrayados en el briefing tradicional sobre las celebraciones pascuales presididas por el Papa, desarrollado en la mañana de este Viernes Santo, 15 de abril, en la Sala Marconi del Palazzo Pio, sede de Radio Vaticana – Vatican News.

En la rueda de prensa, introducida y moderada por el vicedirector editorial de los medios vaticanos, Alessandro Gisotti, intervinieron Stefano D’Agostini, coordinador del Departamento de Producción Audiovisual; Roberto Romolo, responsable de las Relaciones Internacionales Broadcast; y Brunella Olivari, directora del canal italiano RAI de la transmisión del Vía Crucis en el Coliseo.

Vía Crucis en el Coliseo
El rito del Vía Crucis, se explicó en el encuentro, regresa tras dos años a su lugar tradicional, donde este pío ejercicio inició -en época contemporánea- en 1964 con Pablo VI, y que ya en 1959, aunque haya sido por un solo año, se realizó en el Anfiteatro Flavio por voluntad de Juan XXIII.

En 2022, las meditaciones -recordaron los expositores- fueron confiadas por el Papa Francisco a familias con experiencias diferentes. El recorrido del Vía Crucis de este año prevé cinco estaciones en el interior del Coliseo, mientras 9 se desarrollarán en el exterior. El Coro de la Capilla Sixtina abrirá y acompañará el rito, mientras en la transmisión en directo se mostrarán imágenes de preciosas miniaturas extraídas de los libros devocionales del siglo XV, custodiados en la Biblioteca Apostólica Vaticana.

Más de 150 organismos internacionales se conectarán en vivo para seguir el evento, y el número aumentará aun más para la bendición Urbi et Orbi. También se espera una gran difusión a través de las distintas plataformas en línea.

Para entender cómo el Papa Francisco mira la práctica del Vía Crucis, se recordó lo que Francisco afirmó en su primer Viernes Santo como Papa: “La Cruz de Jesús -decía al término del Vía Crucis de hace nueve años, el 29 de marzo de 2013- es la Palabra con la que Dios ha respondido al mal del mundo. A veces nos parece que Dios no responde al mal, que permanece en silencio. En realidad, Dios habló, respondió, y su respuesta es la Cruz de Cristo: una Palabra que es amor, misericordia, perdón”. Y añadía con palabras que subrayan la dimensión espiritual de este ejercicio de piedad: “Queridos hermanos, la palabra de la Cruz es también la respuesta de los cristianos al mal que sigue actuando en nosotros y alrededor de nosotros. Los cristianos deben responder al mal con el bien, llevando sobre sí la Cruz, como Jesús”.

Sábado Santo, 16 de abril

Sobre la vigilia Pascual en la Noche Santa, se recordó que la misa será precedida por el sugestivo rito de la bendición del fuego en el Atrio de la Basílica y de la sucesiva procesión mientras se entona el Lumen Christi.

El Papa bautizará a siete personas, de distintas nacionalidades (italiana, estadounidense, cubana, albanesa). Además, será importante, considerando el dramático momento histórico que estamos viviendo, el contenido de dos intenciones de oración. Se pedirá, de hecho, para que hayan “gobernantes artesanos de diálogo y de paz entre los pueblos” y para que a los pueblos oprimidos por la guerra les sea dada la esperanza y la paz.

Domingo de Pascua, 17 de abril
El Domingo de Resurrección, como ya es conocido, la misa volverá a la Plaza de San Pedro luego de dos años de pandemia. Al inicio de la celebración se desarrollará el rito del Resurrexit: el Papa incensará el icono del Resucitado. Cabe señalar que una de las oraciones de los fieles se leerá en ucraniano. Al final de la misa, el Papa se dirigirá a la Sala de las Bendiciones y desde la Logia Central de la Basílica Petrina impartirá la bendición Urbi et Orbi.

Al lado del Papa estarán el cardenal Renato Raffaele Martino y el cardenal Michael Czerny. Un dato significativo, se puntualizó, ya que Czerny fue enviado por el Santo Padre a Ucrania, en dos oportunidades desde que se desencadenó la guerra.

Por su parte, el cardenal Konrad Krajewski, Limosnero apostólico, se encuentra esta Semana Santa precisamente en Ucrania, donde ayer entregó una ambulancia donada por Francisco. Entrevistado por los medios vaticanos, el purpurado polaco recalcó que el Papa quiso que estuviera “toda la semana para vivir el Triduo con los ucranianos. La presencia es el primer nombre del amor”.

Otro signo de la “vuelta a la normalidad”
Después de las limitaciones debidas al COVID, en Pascua, la Plaza de San Pedro se adornará con 40.000 flores que llegaron directamente de Holanda. La tradicional ofrenda floral holandesa al Papa, que también había sufrido un parón en la pandemia, comenzó con San Juan Pablo II y ha llegado ya a su 35ª edición.

Antes de salir de Holanda, las flores fueron bendecidas por el obispo de Rotterdam.

Crónicas en ruso y en ucraniano
En el briefing se informó que, además de los idiomas habituales, los medios vaticanos ofrecerán comentarios en ruso y ucraniano del Vía Crucis, la Vigilia Pascual y el Urbi et Orbi.

Esta iniciativa quiere ser un signo -así como lo fue hace un mes la ampliación de las transmisiones de onda corta de Radio Vaticana hacia Ucrania y Rusia-de la respuesta a la misión primaria de los medios vaticanos: llevar en todo el mundo, sobre todo a quien sufre, la esperanza del Evangelio a través del Magisterio del Papa.

Llegar a todos, sin distinciones
La rueda de prensa concluyó informando que, como sucedió en el Triduo Pascual del año pasado, Vatican News ofrecerá, a través del canal de YouTube, un servicio de traducción en lengua de señas (LS) para las personas con discapacidades auditivas y comunicativas. Esta actividad es en colaboración con el canal italiano TV2000 y con la coordinación de la Hermana Veronica Donatello, responsable del Servicio Nacional de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) para la Pastoral de las personas con discapacidad.

A este proyecto se agrega, además, desde este año un servicio de subtitulación en directo en italiano de las palabras del Santo Padre en el marco del proyecto “Nessuno Escluso” (Ninguno excluido), del Dicasterio para la Comunicación, con el objetivo de volver siempre más inclusiva la comunicación del Papa y de la Iglesia.

Vatican News