El colombiano Willer Ditta puso de líder al Newell’s Old Boys en Argentina

10

Una vez más la Lepra salió encendido desde el vestuario, pegó en los primeros instantes del encuentro y contó con un rendimiento defensivo impecable que le permitió no solo volver a ganar luego del triunfo ante Talleres como visitante, sino también hacerlo ante un duro rival como el Bicho y ubicarse luego de cuatro fechas en lo más alto de la tabla de posiciones con 10 unidades.

En esta oportunidad el desafió era grande ya que, según las propias palabras del entrenador rojinegro, enfrente estaba uno de los equipos con mejor funcionamiento del fútbol argentino. Además de ello, Newell’s quería sumar de a tres en el Coloso luego de una derrota y un empate, ambos ante San Lorenzo y para ello Javier Sanguinetti tomó la determinación de realizar un cambio de esquema.

Ante la ausencia por segunda fecha de Cristian Lema, fue otra vez Gustavo Velázquez quien ocupó su lugar tras un excelente rendimiento en Córdoba. Por supuesto, en la zaga lo acompañó Willer Ditta y se sumó Facundo Mansilla, con el regreso de Leonel Vangioni en lugar de Martín Luciano y la habitual presencia de Armando Méndez en los laterales, conformando así una línea defensiva compuesta por cinco futbolistas. El arquero fue Ramiro Macagno y más adelantados estuvieron Julián Fernández, Juan Sforza, Francisco González, Ramiro Sordo y Juan Manuel García.

Con arbitraje de Lamolina y sobre las 21:30 horas comenzó el encuentro en el Marcelo Bielsa por la cuarta jornada del campeonato. Argentinos Juniors venía de vencer a Independiente y buscaba despegar, pero se encontró con un conjunto rojinegro que enchufado fue desde el primer momento a por la apertura del marcador. Así fue como la primera chance perteneció a Newell’s con la subida de Armando Méndez, quien centró y ganó el tiro de esquina. Del mismo, tras una gran ejecución de Ramiro Sordo, llegó el gol de Willer Ditta, ayudado por el cabezazo en lo alto del defensor paraguayo. En 6 minutos de juego, la Lepra ya ganaba 1-0 en el Parque.

A partir de allí el trámite del juego fue el esperado por Archu y el deseado por Gabriel Milito: el elenco visitante manejaba la posesión del balón e intentaba lastimar, pero la Lepra realmente se mostró inquebrantable por momentos a pesar de la buena tenencia rival y de los habilidosos jugadores con los que contaba el Bicho en cancha. Recién a los 29 minutos existió una buena oportunidad de empate, pero mediante la pelota parada y no tras una jugada colectiva. La infracción sobre el área leprosa permitió a Gabriel Carabajal contar con una interesante chance que por centímetros no pudo aprovechar.

Instantes después se dio otra jugada importante en el partido, ya que un ataque de Argentinos terminó con el remate de uno de sus delanteros y el posterior golpe sobre el zaguero Gustavo Velázquez. Una dura entrada que el árbitro del encuentro no sancionó ni revisó, generando malestar en los hinchas del Rojinegro que tras ver la repetición se expresaron disconformes.

Durante el último tramo de los primeros 45’ minutos el Bicho intentó con algún remate desde media distancia, aunque sin inquietar a Ramiro Macagno e incluso fue Newell’s quien contó con una buena posibilidad para estirar la diferencia antes del entretiempo. Ramiro Sordo controló, giró y se metió en el área rival con velocidad. Sin embargo llegó exigido a la definición y Lanzillota le terminó privando de lo que hubiese sido su tercer gol en el actual campeonato.

Los equipos se fueron al descanso y para jugar el complemento el entrenador visitante realizó un par de modificaciones. Rápidamente saltaron un par de futbolistas al campo con la intención de generar un cambio positivo en el ataque, mientras que Javier Sanguinetti tardó solo algunos minutos en enviar al césped a Juan Fernando Garro, quien volvió luego de una lesión y reemplazó a Francisco González.

La tónica del juego fue muy similar durante el complemento a la mostrada en la primera mitad. Argentinos se hizo dueño del balón y buscó llegar a la igualdad a través del fútbol colectivo de sus intérpretes, mientras que la Lepra se propinó a resguardarse y evitar el gol en propio arco, esperando por la posibilidad de contar con algún contraataque para definir el partido.

Así fue como Newell’s contó con varias chances de gol producto de los espacios dejados en defensa por el Bicho, primero con un remate del ingresado Garro sobre los 27 minutos. Inmediatamente llegó el intento de Fausto Vera con un remate que se fue por encima del travesaño y posterior a ello probó desde muy lejos Julián Fernández. Sin dudas la oportunidad más clara para el elenco visitante fue a los 33’ con el disparo nuevamente del volante central y el intento de Verón tras el rebote dado por el arquero leproso. En ambas ocasiones respondió muy bien Ramiro Macagno para sostener la diferencia.

Luego Velázquez volvió a ganar de cabeza en el área rival y en una de las últimas lo tuvo Marcos Portillo, quien había entrado minutos antes junto a Luciano Cingolani y Genaro Rossi. Respondió de forma excelente el arquero Lanzillota para negarle el tanto, cosa que no pudo hacer luego ante los remates del joven Rossi, quien convirtió en dos oportunidades pero encontrándose en ambas en posición adelantada.

No hubo tiempo para más y en el Coloso Marcelo Bielsa ganó el Rojinegro, un gran triunfo para los dirigidos por Javier Sanguinetti que mostraron un desempeño impecable en base a lo planeado. Gracias al gol de Willer Ditta, Newell’s llegó a los 10 puntos y se trepó a lo más alto del campeonato, pensando ya en una nueva final cuando deba enfrentar por la fecha 5 a Estudiantes en La Plata.

Prensa NOB