Donald Trump y su esposa fueron vacunados en privado antes de abandonar la Casa Blanca

1

El ex presidente Donald Trump recibió en privado al menos una dosis de una vacuna contra el coronavirus en enero mientras aún estaba en el cargo, dijeron asistentes familiarizados con el asunto. Trump fue inmunizado al mismo tiempo que otros funcionarios públicos se vacunaban frente a las cámaras para aumentar la confianza del público.

Trump y su esposa, Melania, ahora han recibido ambas dosis de la vacuna, sostuvo uno de los colaboradores, que habló bajo condición de anonimato. Las vacunas fueron reportadas por primera vez por el New York Times.

En ese momento, solo había dos vacunas autorizadas en EE.UU., una fabricada por Pfizer y la otra por Moderna, ambas se administran en dos dosis. El sábado se autorizó el uso de una tercera vacuna de dosis única de Johnson & Johnson.

La vacuna de refuerzo de Pfizer se administra al menos 21 días después de la dosis inicial, mientras que se recomienda que las dos vacunas de Moderna se apliquen con 28 días de diferencia. No está claro si la vacuna administrada en enero fue la primera o la segunda dosis. Si se hubiera tratado de la primera, y se adhirieran al cronograma, la dosis de refuerzo tuvieron que haberla recibido después de salir de la Casa Blanca.

El 18 de diciembre, el entonces vicepresidente, Mike Pence, recibió su primera vacuna, mientras que el entonces presidente electo, Joe Biden, recibió la suya el 21 de diciembre. Ambos lo hicieron frente a las cámaras en un intento por aumentar la confianza del público.

Trump pasó meses fijando su estrategia contra el coronavirus en el desarrollo de las vacunas, pero no llegó a organizar la campaña de inmunización. El domingo, en un discurso en Florida, el ex presidente alentó a la gente: “Vayan todos a vacunarse”, dijo.

A finales de septiembre, Trump se contagió con covid-19, junto a su esposa, y tuvo que ser hospitalizado durante tres días en un centro sanitario de Washington DC, del que salió después de que se le administrara el cóctel experimental de anticuerpos de la farmacéutica Regeneron y el antiviral Remdesivir.

Un funcionario gubernamental dijo a mediados de diciembre que a Trump no se le administraría la vacuna de la covid-19 hasta que no se lo recomendara el equipo médico de la Casa Blanca.

Durante su mandato, Trump llegó a reconocer que había llegado a minusvalorar adrede la gravedad de la enfermedad al principio de la pandemia para que no cundiera el pánico entre el público estadounidense, en una serie de entrevistas con el periodista Bob Woodward para su libro “Rage”.

A su llegada a la Casa Blanca, Biden se puso como meta administrar 100 millones de dosis en sus primeros 100 días en el cargo y frenar la propagación de la pandemia en EE.UU., el país más afectado por la covid-19, donde han muerto más de medio millón de personas y más de 28,6 han sido contagiadas con el virus.