Con despliegue militar amaneció este domingo Manizales

23

La Alcaldía de Manizales y los demás municipios del departamento de Caldas endurecieron las medidas para el restablecimiento del orden público luego de los desmanes que se vivieron durante el sábado 1 de mayo. Las autoridades solicitaron la asistencia militar que ofreció el presidente Iván Duque a las ciudades que mantienen actos vandálicos.

El alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín, y el gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, junto al comandante de la Policía del departamento, Eiver Alonso Moreno, y el comandante del batallón Ayacucho, Eduar Delgado Hernández, realizaron un Puesto de Mando Unificado, después de las manifestaciones por el Día del Trabajador.

Las manifestaciones concluyeron, durante la noche, en varios desmanes a lo largo de la ciudad. Según el reporte del PMU, hubo un incendio en una sucursal del Banco Caja Social en la avenida Santander, un saqueo a un supermercado Olímpica del sector de Plaza 51, así como los locales comerciales de los edificios Torres Panorama también fueron atacados.
Adicionalmente, varios cajeros de la ciudad fueron saqueados, de diferentes bancos; el monumento patrimonial de un busto de Gilberto Alzate Avendaño fue tumbado por manifestantes y algunas señalizaciones de tránsito fueron retiradas para ser usadas como armas.

Las autoridades señalaron que hubo capturados por estos hechos, pero no se determinó la cifra. Agregó que 37 personas en “alto grado de exaltación” fueron remitidos al Centro de Traslado por Protección y cuatro menores de edad fueron llevados al Centro de Recepción de Menores.