Con capacidad para 150 camas reabre el hospital de baja complejidad del Puerta de Oro

48
  • El alcalde Jaime Pumarejo inspeccionó el recinto para verificar que todo estuviera listo para iniciar operación.
  • Prestará servicios de hospitalización a pacientes con COVID-19, que serán remitidos a través del CRUE.
  • Barranquilla cuenta con un centro de atención en salud con capacidad para 150 nuevas camas que atenderá enfermos de COVID-19 que requieran servicios de baja complejidad, tras la reapertura del hospital del Centro de Convenciones Puerta de Oro, que ya recibió sus tres primeros pacientes.

    Este espacio de atención cuenta, entre otros, con servicios como apoyo diagnóstico de radiología y laboratorio clínico, terapias respiratorias, servicios farmacéuticos para tratar pacientes diagnosticados con COVID-19 y transporte asistencial permanente para suplir las necesidades de traslado de los usuarios.

    Comenzará con 50 camas disponibles, que irán aumentando en la medida en que se requiera.

    El alcalde Jaime Pumarejo Heins visitó el hospital y aprovechó para invitar a los barranquilleros a que sigan cuidándose para evitar nuevos contagios.

    “Hemos abierto en tiempo récord este hospital de campaña para recibir hasta 150 pacientes inicialmente, para descongestionar algunos hospitales y algunas urgencias, y que los pacientes de baja complejidad reciban el tratamiento que necesitan. Es una acción que hacemos en conjunto, trabajando unidos, salvando vidas”, expresó el mandatario.

    En el marco de la alerta roja vigente, el ingreso de pacientes al hospital de baja complejidad será coordinado a través Centro Regulador de Urgencias y Emergencias del Distrito (CRUE), que derivará las admisiones de los usuarios que serán atendidos en este punto previa remisión de las clínicas que lo soliciten.

    “Aunque aquí tengamos las camas necesarias, aunque Barranquilla sea la ciudad con más UCI de Colombia, prácticamente de Latinoamérica, necesitamos de su ayuda. Y lo podemos hacer muy fácil: usando el tapabocas, manteniendo la distancia física y entendiendo que nadie le puede hacer trampa al COVID. Nadie es más inteligente ni más vivo que la enfermedad. No la lleves a tu casa. No la cargues contigo. Ten conciencia y entiende que estamos en un momento crítico. Y colectivamente saldremos de esto si cada uno de ustedes pone su granito de arena”, añadió.

    El alcalde recordó que esta semana continúa el toque de queda nocturno, el pico y cédula para la movilización en Barranquilla y el confinamiento las 24 horas del día este fin de semana.

    El hospital de baja complejidad del Puerta de Oro es una estrategia de la Alcaldía de Barranquilla conjuntamente con la IPS Viva 1A y el acompañamiento de las EPS Sura, Nueva EPS, Salud Total y Sanitas, que pretende contener y mitigar los efectos del COVID-19 concentrados en la población afiliada a estas entidades en este tercer brote de la pandemia. El sitio estará habilitado hasta que las mesas técnicas y los análisis de la emergencia sanitaria por el coronavirus lo consideren.

    Para Mayda George Hernández, presidenta de Viva 1A, la unión entre las distintas entidades logró esta reapertura. “La ciudad tiene la posibilidad de ensanchar su capacidad instalada para poder descongestionar las clínicas. Estamos dando una posibilidad de que aquel paciente que no pueda encontrar en la clínica una cama nosotros le estemos dando esa opción. La intención es abrir más camas dependiendo de cómo se va movilizando el virus”.

    Según Didier Navas Altahona, gerente de Barranquilla Salud Total, el objetivo es brindarle la atención requerida a cada paciente que lo necesite. “Lo que queremos es salvar vidas. Ese es nuestro lema. Estamos trabajando arduamente y hoy las cuatro EPS nos hemos reunido para darle solvencia a la capacidad de camas que tenemos hoy. Nosotros vivimos todos los días esta situación con nuestros pacientes y hoy queremos más que nunca poder cumplirle a la ciudadanía”.

    El Distrito gestionó el suministro de oxígeno para lograr esta expansión hospitalaria en tiempo récord, adicionalmente puso a disposición el espacio, la dotación de camas para la atención que se usó en el primer brote, ocurrido el año pasado, entre otros dispositivos médicos. Por su parte, las EPS que atenderán pacientes en este sitio de expansión hospitalaria se encargarán de los costos de funcionamiento y operación en general.

    “La expansión de la hospitalización en este tercer brote significa descongestionar las urgencias y la hospitalización, además evitar el ingreso de pacientes a Unidad de Cuidados Intensivos ofreciendo una atención temprana en el hospital de baja complejidad”, manifestó el secretario distrital de Salud, Humberto Mendoza Charris.

    La Alcaldía de Barranquilla avanza en su proceso de crecimiento en la atención hospitalaria pública y privada mediante la entrega de 103 ventiladores para la ampliación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en las diferentes clínicas de la ciudad, un logro alcanzado mediante gestión propia y con el apoyo del Gobierno nacional.

    Este domingo Barranquilla alcanzó 890 camas de UCI, con lo cual sigue siendo la ciudad con más UCI por cada 10.000 habitantes entre las grandes capitales.

    Adicionalmente se han entregado 5.057 circuitos para el funcionamiento de los ventiladores UCI, 268.240 elementos de protección personal para el talento humano en salud entregados por la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo (UNGRD) y 145 equipos médicos tipo BPAP (Soporte respiratorio temporal), para la atención de pacientes con patología respiratoria COVID-19 donados por el Gobierno emiratí.

    El Distrito insiste en el llamado a mantener las medidas de autocuidado como lavado frecuente de manos, uso del tapabocas cubriendo la boca y la nariz, y el distanciamiento social, que son las herramientas con las que se puede contener el COVID-19.