Barranquilla nuevamente es reconocida entre las ciudades árbol del mundo  

11

La Fundación Arbor Day y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) dieron a conocer el listado de las primeras ciudades del programa Tree Cities of the World (Ciudades Árbol del Mundo), donde Barranquilla vuelve a figurar, por segunda vez consecutiva, en esta clasificación.

El programa Ciudades Árbol del Mundo sostiene que es un esfuerzo internacional para reconocer a las ciudades y pueblos comprometidos con garantizar que sus bosques y árboles urbanos se mantengan, gestionen de forma sostenible y se celebren debidamente.

El alcalde Jaime Pumarejo Heins sostuvo que “este reconocimiento es un orgullo, pero al mismo tiempo una motivación para seguir trabajando, construyendo esta ciudad agradable con su gente, que invita a los barranquilleros y foráneos a vivir, invertir y mudarse en la ciudad más hermosa del mundo, la que construimos entre todos, nuestra querida y amada Barranquilla”.

Respaldos como este reafirman que la ciudad está avanzando en la dirección correcta hacia la reconciliación con el medio ambiente, una deuda que tenía por años y que ya empezó a ser saldada con la siembra de árboles, la implementación de nuevos bosques urbanos, programas para impulsar el reciclaje y el proyecto bandera de la Administración distrital como será la recuperación ambiental de la ciénaga de Mallorquín.

Todos estos proyectos están enmarcados en el ambicioso objetivo del alcalde Pumarejo de convertir a Barranquilla en la primera biodiverciudad de Colombia.

“Estas ciudades están demostrando liderazgo en gestión de sus árboles urbanos y están sirviendo como parte de la solución a muchos de los problemas globales que enfrentamos hoy”, afirma el programa de la Fundación Arbor Day y la FAO.

A través de este reconocimiento, Barranquilla se unirá a una red de ciudades con ideas afines que reconocen la importancia de los árboles en la construcción de ciudades saludables y resilientes.

El programa Ciudades del Mundo otorga estos reconocimientos a una comunidad que debe cumplir con cinco estándares básicos: Establecer responsabilidad, establecer las reglas, inventario del recurso arbóreo de la ciudad, asignación de recursos y celebración de logros.